La verdadera Elisa Carrió

ImageShackA veces nos confunde con un discurso casi místico, donde anticipa realidades que sólo ella vé. Incluso acierta y nos pone los pelos de punta como la última de sus profesías donde anunciaba un mes de julio sin precedentes. En sus propias palabras:  “todos me decían mística, cuando yo decía que venía la libertad, que junio sería duro, pero que julio sería maravilloso”.

El caso es que esta no es la única Elisa Carrió que conocemos. Hay otra que pasa más desapercibida, quizás poco conocida por las cámaras de TV. Aquella que no quiso que otro se llevara los laureles en la votación de la cámara de diputados no permitiendo a su bloque apoyar otro dictamen que podría haber tenído más adhesión.

Es un animal político y no se si se la puede juzgar por eso. Pero al menos hay que conocerle los matices.

Igual a la de la cámara de diputados anoche mostró a la otra Elisa, la sacó a pasear por el Rosedal e intentó incluso  subir al palco donde la mesa de enlace festejaba con una algarabía desmedida. Raro eso dado que se la escucho decir mil veces que ella acompañaba desde afuera, incluso en la multitudinaria marcha de Rosario se la vió muy lejos de los palcos.

Quizás no quería que asociaran su imagen con una protesta que todavía no pintaba para lo que luego fue. Una verdadera movilización social.

Hoy más despierta quiere capitalizar aunque sea una foto en el palco triunfal que anoche exultante agradecía a dios y a Cobos por su apoyo.

Pero la dejaron abajo. Y no le gustó nada!

Susana

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario