Las injusticias de la justicia

Campesinos condenados por usurpación en Córdoba

Un duro golpe sufrió el Movimiento Campesino de Córdoba a ser condenados por usurpación ocho de sus integrantes de la localidad de El Chacho. Según la justicia penal de Cruz del Eje, los campesinoa habían incurrido en el delito de usurpación, a pesar de que la propia fiscal de Cámara, Ahidé Gersicich, pidió el sobreseimiento de los campesinos, desestimando los posibles fundamentos de usurpación previstos en el artículo 181 del Código Penal.

Los condenados son las compañeras Graciela del Valle Arévalo, Clara María Farías, Martha Agustina Silva y los compañeros Roque Teótimo Farías, Ramón Nicolás Fernández, Santo Ernesto Fernández, Tomás Cornelio Silva, y Prudencio Ricardo Navarrete “culpables del delito de usurpación” según el fallo del juez Ricardo Py. El letrado dispuso para los imputados “aplicar para su tratamiento la pena de seis meses de prisión en forma de ejecución condicional y con costas”.

Sobre los ocho campesinos y campesinas pesaba un fallo civil dictado por el juez Rogelio Archilla, quien les reconoció el derecho a la posesión del campo.

Según explicó el periodista Alexis Olvida de Prensared, “la tensión en la sala se acentuó al escucharse la segunda resolución: “Ordenar la restitución del inmueble objeto de la presente (…) a Martín Rodolfo Buttie”.

El próximo 21 de julio próximo, a las 12,30, se darán a conocer los fundamentos de la sentencia.

Cuando todo parece ser una dicotomía entre los grandes empresarios del campo y el gobierno nacional, la realidad cotidiana da muestras de un complejo entramado en donde el que pierde en primera y última instancia son los campesinos que trabajan las tierras que no tienen.

En un comunicado difundido por APENOC, organización integrante del Movimiento Campesino de Córdoba, afirman: “Somos campesinos organizados y conocemos nuestros derechos de posesión sobre la tierra en la que hemos sido nacidos y criados. Y agregan, por si acaso quedan dudas, que “conocemos las injusticias de la justicia y la policía y de los poderes políticos de turno. La defensa de nuestro territorio no puede ser causa de acusación eternamente”. Concluyen con una voz de alerta que suena a esperanza: ¡NI UN METRO MÁS, LA TIERRA ES NUESTRA!!TIERRA, TRABAJO Y JUSTICIA PARA LAS FAMILIAS CAMPESINAS!

Fuente:http://desdeelaula.blogspot.com/

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario