Levantan el programa de Nelson Castro ¿Censura?

“Los caminos de Nelson Castro y Radio del Plata tienen que ir por carriles separados.” Con esas palabras, el médico y periodista fue informado anteayer de que su programa, Puntos de Vista, dejaría de salir al aire, a pesar de que su contrato recién terminaba a finales de este año.

Según contaron a LA NACION fuentes de la radio, Castro se cruzó el martes en los pasillos de la emisora con el director de Del Plata, Leopoldo Elías, quien le adelantó, todavía informalmente, la decisión.

Enterado y sorprendido con la noticia, ayer por la mañana Castro le contó la novedad a su equipo, a la espera de una reunión formal donde le comunicaran la decisión.

Aunque nadie le explicó los motivos de la medida, algunos indicios hacen sospechar motivos políticos.

En noviembre último, Radio del Plata fue vendida a la compañía cordobesa Electroingeniería, propiedad de Osvaldo Acosta y Gerardo Ferreyra.

La empresa tiene fuerte llegada al kirchnerismo (Ferreyra fue compañero de militancia en los 70 del secretario legal y técnico de la Presidencia, Carlos Zannini).

Varias fuentes consultadas ayer mencionaron un supuesto malestar de Electroingeniería porque Castro decidió ocuparse, hace 10 días, de un informe de la AGN, publicado por LA NACION, que pide investigar una obra de tendido eléctrico realizada por esa empresa en la Patagonia, para averiguar por qué el segundo tramo de la obra costó un 48% más que el segundo tramo. En esa oportunidad Castro entrevistó al diputado denunciante, Juan Carlos Morán (Coalición Cívica-Bs.As.), y al vocero de Electroingeniería, Carlos Bergoglio, para escuchar sus versiones de los hechos.

“Es el abecé del periodismo, consultar a las dos partes involucradas”, analizaban cerca de Castro, y supusieron que la decisión de levantar el programa podía responder a una “sumatoria de malestares”.

Entre ellos, cabría incluir las notas firmadas por Castro en el diario Perfil, donde escribe el panorama político de la semana, muchas veces nada simpático para el Gobierno.

LA NACION intentó ayer obtener, sin éxito, la opinión del periodista.

Castro llegó a Del Plata hace cuatro años, después de pasar seis en la Radio La Red, y hacía menos de un mes le habían confirmado su continuidad para todo 2009, en una reunión a la que asistieron los dueños de Electroingeniería, Ferreyra y Acosta, y el vocero de la empresa, Bergoglio.

Sin embargo, en menos de un mes, la empresa cambió de idea. La decisión no sólo involucra a Castro, sino a su equipo: su productor ejecutivo desde hace 20 años, Alejandro Guevara, y otros tres productores.

El programa también tenía cuatro colaboradores y tres columnistas, pero todos ellos son personal de la radio (con excepción del crítico cinematográfico Osvaldo Quiroga), y se especula que conservarían sus puestos de trabajo.

En cambio, ni Castro ni sus productores tenían otra radio en vista. En 2008 habían recibido otras ofertas laborales, pero las rechazaron cuando la emisora les confirmó contrato para 2009.

LA NACION llamó varias veces al vocero Bergoglio, sin tener contestación.

Mala jugada, muy mala jugada. Para que vayamos tomando nota como se neutralizan las voces que no queremos escuchar.


Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario