Lindsay Lohan no quiere ir a rehabilitación

A Lindsay Lohan le aconsejaron que vaya a rehabilitación y ella, como Amy Winehouse, respondió “No, no, no”. Los problemas familiares están agravando su adicción al alcohol, pero la actriz no parece dispuesta a aceptar ayuda de nadie.

Según la web Radaronline, ir a rehabilitación es algo que Lindsay “ni se plantea, no entra en sus planes”.

La actriz debería acudir a las clases de prevención del alcoholismo que le impuso el juez, como consecuencia de su conducción temeraria y bajo los efectos del alcohol. Sin embargo, el caos en su vida es tal que últimamente ni siquiera acude a ellas, de acuerdo a lo consignado por Europa Press.

El responsable del curso de desintoxicación se muestra seguro de poder ayudar a Lindsay a salir de una adicción que, afirmó, tomó el control de su vida.

Sin embargo, los más cercanos a la actriz declararon que, pese a sentirse seguros de que la rehabilitación la va a ayudar, creen que no va a ser suficiente.

Parece que la causa del comportamiento actual de Lindsay es el caos familiar en el que se encuentra. Su madre intenta convencerla de que avance con el pedido de una orden de alejamiento para su padre, Michael, quien no para de airear los trapos sucios de la joven y de acusarla de drogadicta.
Para evadirse de estos problemas, Lindsay se estaría refugiando en el alcohol.

Ante la presión de su madre, la actriz de Herbie ya tiene todo preparado para pedir la orden de alejamiento, lo único que tiene que hacer es dar su permiso al abogado; aunque está esperando a ver la actitud que Michael, su padre, presenta en estos días.

Mientras tanto, ella se mudó de Los Ángeles a Nueva York para evitar ver a Michael durante el tiempo que él esté en la ciudad.

Fuente:telam

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario