Llegó el día: aconsejan que pacientes cardíacos no vean el partido de River

Según los especialistas, las emociones deportivas pueden provocar un aumento en la tasa de infartos cardiovasculares

Luego de la derrota en el estadio Monumental ante Lanús, que condenó a River a jugar la promoción ante Belgrano, se supo que un hincha “millonario” de 68 años había fallecido tras sufrir un paro cardíaco.
Debido a la angustiante situación que atraviesan los simpatizantes del equipo de Núñez, Daniel López Rosetti, cardiólogo y experto en estrés,  explicó a 26noticias que el partido representa un riesgo para la salud de los fanáticos.

“Hay antecedentes muy concretos que demuestran que los factores de orden psicosocial estresante (se denomina así a aquellos factores emocionales que alcanzan a un grupo determinado de personas) desencadenan un aumento en la tasa de infartos cardiovasculares después de eventos importantes”, señaló el profesional.
Para citar un ejemplo concreto, López Rosetti hizo referencia al partido que enfrentó al seleccionado argentino con su similar inglés, correspondiente a los octavos de final del Mundial Francia ’98. “En aquél encuentro el arquero argentino Carlos Roa le atajó un penal a Paul Ince en la definición por penales. Inglaterra quedó afuera de la Copa y tres días después se comprobó que habían aumentado la cantidad de internaciones por infartos agudos de miocardio en todas las ciudades. Estos datos se compararon muy bien, con días anteriores al partido y con otros años, y no se pudo acreditar ese aumento de patología cardiovascular a otro evento que no hubiese sido del orden psicosocial”, recordó.
“Recuerdo haber leído en el Lancet, uno de los más importantes magazines de salud del mundo, que el comentario final del grupo de investigación decía que la evidencia en la relación entre partidos de fútbol y posibilidades de eventos cardiovasculares es tan clara que habría que reevaluar el hecho de definir encuentros de tamaña importancia a través de una ronda de penales”, agregó el facultativo.
Luego, explicó que “el corazón no distingue entre el esfuerzo físico y el emocional. El estrés psicológico produce, en algunos casos, el mismo nivel de vasoconstricción (achicamiento de las arterias coronarias), con lo cual cualquier evento estresor psicosocial intenso podría desencadenar en un infarto agudo de miocardio, un aumento de la coagulabilidad sanguínea o, incluso, un accidente cerebrovascular”.
Ante este panorama, no cabe duda aclarar que la situación podría resultar mucho más peligrosa aún para aquellos hinchas de River que padezcan enfermedades cardiovasculares. “Cuando se sabe que un paciente cardiovascular va a estar recargado o tensionado por circunstancias especiales, como una separación matrimonial o un problema financiero importante, es probable que se le acentúe la medicación durante los días previos y posteriores que rodean al evento. Para aquellos que están en tratamiento, se impone la consulta con el médico de cabecera”, detalló el doctor.
Finalmente, López Rosetti remarcó que se debe prestar atención a los cambios en la salud que se presenten en las horas previas a los partidos. “Muchas personas pueden tener insomnio, nerviosismo exagerado, sintomatología física como puede ser la transpiración, cambios de carácter o intolerancia al entorno”.Fuente:conurbanoonline

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario