Lo creyó muerto en Malvinas, lo encontró en Facebook

La guerra en un paraje tan frio como Malvinas los unió y los hizo amigos. El tiempo los separó durante 29 años pero internet logró reencontrarlos. Compartieron desde la comida hasta los bombardeos aéreos, pasando por el cañoneo naval de las fragatas británicas, al costado de la pista de Puerto Argentino. Pero en el desconcierto de la última noche de combates se perdieron y las noticias sobre la muerte de uno de los dos cerraron la amistad.

Desde el último día de combate Jorge creyó que Víctor había muerto. Los propios compañeros del soldado lo habían visto caer muy mal herido, e inclusive se notificó a su madre con un telegrama que confirmaba la muerte. Pero la esperanza logró superar a los peores rumores.

El último día de combates recibieron un ataque con cohetes y misiles sobres las posiciones de los cañones antiaéreos. El bunker de los soldados quedó destruido y se quemaron sus fusiles y la munición. Esa misma noche el regimiento de Víctor debía marchar al frente a refrescar las tropas que, de cara a los ingleses, intentaban contener el ataque pero se replegaban hacia Puerto Argentino. “Se habían incendiado nuestras posiciones y no les había quedado nada, nosotros le dimos el fusil, la munición, el casco y se fue, esa fue la despedida. El último día cuando se fue me dijo, ‘le quiero dar algo, usted fue bueno conmigo, y le quiero dar una estampita’. Yo le dije que se la quedara él que la iba a necesitar igual que yo. ‘quédesela que tengo dos’ me dijo y se fue”.

Jorge no lo volvió a ver. Tras la rendición lo buscó infructuosamente en los galpones donde todos los efectivos argentinos eran mantenidos como prisioneros de guerra. Recorrió cada posición y le consultó por Rena a todo oficial de Ejército que cruzaba, hasta que un compañero del soldado le dio la mala noticia: “no lo busque más, una granada lo partió al medio. Falleció”. Durante 29 años el entonces Teniente creyó que el soldado había muerto en Malvinas y lo recordó en cada 14 de junio, fecha de su supuesta muerte. “Muy triste anoté detrás de la estampita ‘muerto en combate el 14 de junio’ bajo su nombre”.

En la página de Facebook “Nunca nos olvidemos de nuestro héroes” donde se publican asiduamente relatos de Veteranos de Malvinas y acciones realizadas en el conflicto, se publicó el antiguo relato de Jorge en el que recordaba al soldado caido en combate. Allí mismo otro veterano confirmó a través de un comentario la supervivencia del soldado de Rio Cuarto. “Fue una cosa que me dejó helado – rememora Rena – este profesor había visto por internet la historia, yo no tenia conocimiento de nada, me volvió a explicar y accedí a darle mis datos para reencontrarme. Para mi es un orgullo que este muchacho me haya tenido en cuenta durante estos 29 años”.

 

Las voces se cruzaron en el teléfono. Desde Buenos Aires hablaba quien creía que su compañero estaba muerto. Desde Córdoba lo hacía un ex soldado que ignoraba que durante tantos años lo recordaron como un héroe. “Fue una sorpresa muy grande, me quebré un poco cuando me llamó, como puede ser después de tantos años yo sin saber de esto. Es revivir la amistad de vuelta, primero le dieron la alegría a él de que estoy vivo y ahora nos vamos a ver el fin de semana largo del 20 de junio” apuntó el cordobés.

En las noches de Malvinas, para soportar el frio y la espera, cada uno le contó al otro como estaba conformada su familia y se prometieron que cuando terminara la guerra iban a compartir un asado. El 20 de junio cuando se cumpla un nuevo aniversario de su vuelta al continente podrán compartir el asado prometido, que se postergó durante 29 años.

Fuente:24con.com

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario