Los 20 errores/escándalos/mentiras de Néstor que hoy paga Cristina

¿Fue Néstor tan buen presidente y Cristina tan mala? ¿No será que están pagando todas las cuentas juntas? Una lista de escándalos, promesas incumplidas, errores y omisiones que la sociedad eligió no facturarles a los Kirchner en el pasado, pero que ahora se los cobra con intereses.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Cinco años de gestión presidencial del matrimonio Kirchner, exactamente 60 meses. Los primeros 52 meses y medio gobernados por Néstor Kirchner, los últimos 7 por su esposa Cristina Fernández.

Hoy la imagen pública de ambos es sumamente mala, Cristina ronda entre los 20 y 25 puntos de aprobación popular, mientras que su marido, según la medición se coloca entre los 30 y los 40 puntos.

Aún así, la contradicción parece patente, en octubre de 2007, hace solo nueve meses, la fórmula Cristina Kirchner-Julio Cobos ganaba con el 45,7% de los votos, y le sacaba más de 20 puntos a Elisa Carrió. El kirchnerismo aparecía invencible y triunfal.

La pregunta recurrente, obvia, es ¿Qué ocurrió en estos meses?

Y ese quizás sea el problema.

¿Eran realmente tan populares y maravillosos los Kirchner hace solo 9 meses?

¿O las bases del actual rechazo fueron sembradas mucho antes, durante la gestión de Néstor Kirchner?

¿O es que existieron una serie de errores, escándalos y temas irresueltos durante esos 4 años y medio que la mayoría de la población, prefirió dejar de lado y olvidar, prefiriendo aferrarse a la esperanza de que continuara el crecimiento económico?

Algunos analistas puntualizan que es común en las sociedades que luego de una gran crisis, como la que sufrió el país en el 2001, una vez iniciada la recuperación, se cree la necesidad de mantener las expectativas positivas.

¿Puede ser que ese afán de esperanza haya hecho que millones de argentinos hayan decidido priorizar los aspectos positivos de los Kirchner?

Puede ser, lo que no significa que lo negativo haya dejado de existir.

Lo negativo de Kirchner quedó en suspenso. Y ante un conflicto que agudizó las peores aristas y conductas negativas, la sociedad hizo la cuenta: sumó lo pasado a lo presente y el  resultado fue… el que muestran las encuestas.

Aquí una lista de los errores de la gestión Kirchner que hasta el momento la sociedad había decidido no cuestionarles:

1. Los fondos de Santa Cruz. Cuando Sergio Acevedo hizo su campaña en septiembre de 2003 para suceder a Néstor Kirchner como gobernador de Santa Cruz, una de sus principales promesas fue el retorno de los famosos fondos de la provincia, producto de las regalías petrolíferas mal liquidadas por la Nación en la década del ´80. Luego de ello se hizo una suerte de “blanqueo”, un dudoso informe del Tribunal de Cuentas provincial sobre la ruta de los fondos. Cambió el gobierno y en 2007 Néstor Kircher respondió en una entrevista que los fondos habían sido repatriados. Aún así hace pocos meses, en marzo Daniel Peralta, actual gobernador, volvió a anunciar su retorno, y que serían colocados en una cuenta del Banco Nación. Lo cierto es que, tres semanas atrás, fuentes del Nación confirmaron a Urgente24 que los fondos no estaban.

2. Las inversiones chinas. En noviembre de 2004 el presidente Hu Jintao llegaba de visita a la Argentina con gran comitiva. Fuentes del Gobierno deslizaron que los chinos presentarían un plan de inversiones en la Argentina por el mágico número de US$ 20.000 millones. La visita pasó, el anuncio no se hizo y cuatro años después la verdad fue evidente. Las inversiones chinas nunca se contaron por miles de millones, apenas unos cientos, todos concentrados en contratos promovidos por la secretaría de Transporte a cargo de Ricardo Jaime: Belgrano Cargas, locomotoras chinas para la ex línea San Martín, etc.

3. La inseguridad. Un tema pendiente, latente e irresuelto. El gobierno de los Kirchner nunca gestionó el problema de la inseguridad y eso le produjo grandes costos, como las cuatro multitudinarias marchas convocadas por Juan Carlos Blumberg, una frente al Congreso, dos frente a Tribunales, y una en Plaza de Mayo. Sin embargo, a pesar de que el ministerio de Justicia y Seguridad conducido por Aníbal Fernández ha hecho desaparecer las estadísticas de delito, este sigue sintiéndose fuerte, principalmente en el conurbano de la Ciudad de Buenos Aires.

4. La renuncia del control del espacio público. El gobierno de Néstor Kirchner, en el ahora lejano 2003, tomó la decisión de no acotar el entonces profuso fenómeno piquetero. Durante los dos primeros años la Ciudad de Buenos Aires sufrió innumerables cortes y piquetes, pero aún así el Ejecutivo no intervino. Con el tiempo cooptó a la mayoría de las organizaciones piqueteras. Pero su tolerancia inicial se convirtió luego en un corset que limitó su capacidad de acción ante nuevos fenómenos, como la protesta ambientalista de Gualeguaychú y la protesta agraria.

5. Luis D´Elía. Muy relacionado con el punto anterior, de su renuncia al control del espacio público surgió la relación con el líder de la Federación Tierra y Vivienda, Luis D´Elía.  Ya convertido en oficialista el 24 de junio de 2004 D´Elía tomó una comisaría y nunca fue imputado por el delito. Luego sirvió de fuerza de choque durante el bloqueo a Shell promovido por el presidente Néstor Kirchner. Pero su peor y más censurable “defensa” del gobierno nacional la realizó, sin dudas, en estos últimos meses de conflicto agrario.

6. La crisis energética. La ausencia  de inversiones en materia energética desde 1999, combinada con la  acelerada recuperación, y luego expansión, económica vivida a partir de 2003, provocó un escenario totalmente previsible. El secretario de Energía Daniel Cameron era conciente antes de asumir que era necesario un plan de inversiones. El Ejecutivo nunca lo hizo y  así ocurrieron las primeras complicaciones en el verano de 2006, luego inverno 2006, verano 2007, invierno 2007, etc. Racionamiento de GNC, cortes a las industrias, bombitas de bajo consumo. En otras palabras, parches de emergencia sin solución genuina. Encima todo potenciado por un perverso sistema de subsidios. Esto también trajo escándalos internacionales como el conflicto con Chile por el suministro de gas, o el delirante anuncio del gasoducto del sur con Hugo Chávez. Y la frutilla del postre la creación de la empresa fantasma: Enarsa.

7. Cooptaciones. Quizás la condena social llegó con el caso del diputado nacional Eduardo Lorenzo  Borocotó. Legislador porteño por el PRO, había sido electo diputado nacional por ese mismo partido en las legislativas de 2005, pero antes de asumir anunció sonriente desde Casa Rosada, foto con Kirchner incluida, su paso al FPV. Fue el caso más escandaloso, pero hubo decenas: Graciela Ocaña; Fernando Melillo, los radicales K.

8. La pelea con la Iglesia. Cerca del %80 de los argentinos se declaran católicos, aunque sean realmente pocos los que son “practicantes”. Aún así durante los 5 años de kirchernismo la puja con la el Obispado Argentino y la Iglesia fue casi una constante. Las controversias con el cardenal Jorge Bergoglio, el affaire de los Te Deum del 25 de mayo, el escándalo con el obispo castrense Antonio Baseotto, y ahora último el conflicto por el placet de Alberto Iribarne.

9. La reforma del Consejo de la Magistratura. En febrero de 2006 el Congreso convirtió en ley un proyecto presentado por la entonces senadora por la provincia de Buenos Aires, Cristina Kirchner. Con la excusa de “agilizar” el accionar del Consejo de la Magistratura, los Kirchner redujeron el número de consejeros de 20 a 13, aumentaron la participación política y pusieron en manos del oficialismo el poder de veto. Es decir, ningún juez puede acceder a su cargo sin el aval del oficialismo.

10. El escándalo de Misiones. En 2006 Carlos Rovira, gobernador de Misiones y aliado de Néstor Kirchner llamó elecciones constituyentes para reformar la constitución. Si objetivo incorporar la reelección indefinida. La oposición se reunió bajo la conducción del ex obispo Joaquín Pigna. Apoyando a su aliado, Kirchner visitó misiones haciendo campaña por Rovira. El caso tuvo la atención nacional y Rovira perdió.

11. Moyano y San Vicente. Hugo Moyano es y ha sido durante buena parte los últimos 5 años un firme aliado del matrimonio Kirchner. Como presidente de la CGT quedó envuelto en el escándalo provocado por su chofer Emilio “Madonna” Quiroz, quien emprendió a los tiros contra una facción contraria en el traslado de los restos de Juan Perón a la quinta de San Vicente. El gobierno pagó los costos de sostener a Moyano en su cargo.  También, los Kirchner avalaron implícitamente con su cercanía, las prácticas del Camionero.

12. La prensa. Desde el comienzo de su gestión tanto Néstor como Cristina Kirchner no dudaron en criticar con nombre y apellido a los periodistas. En la primera etapa el enemigo público número uno fue Claudio Escribano y el diario La Nación, luego durante una etapa fue el diario Perfil y en los últimos meses la guerra abierta en con Clarín. Esto siempre estuvo acompañado por un manejo discrecional de la pauta publicitaria oficial.

13. Superpoderes y DNUS. Néstor Carlos Kirchner fue el presidente que más decretos de necesidad y urgencia firmó, en paralelo, el Jefe de Gabinete utilizó discrecionalmente los superpoderes para reasignar partidas presupuestarias.

14. Devaluación del Congreso. El abuso de los superpoderes y los DNU, combinado con una amplia mayoría a partir de 2005 en ambas cámaras, hizo que el Poder Legislativo se fuera desdibujando paulatinamente. Además a esto contribuyó la actitud inflexible del oficialismo de no admitir ninguna iniciativa de la oposición y  negarse al debate de cualquier tipo si es que tenían el número suficiente.

15. Ferrocarriles y tren bala. La promoción de los ferrocarriles siempre fue un eje del discurso político de los Kirchner. Pero las palabras no se transformaron en hechos, así se le quitó la concesión a Sergio Taselli de la ex línea San Martín y la línea Roca. Pero en manos del estado estas líneas no mejoraron su pésimo servicio. Se hicieron anuncios por el Belgrano Cargas que nunca se concretaron. Y la frutilla del postre fue el anuncio de la faraónica obra del tren bala  a Córdoba.

16. Botnia. El conflicto producido por la instalación de la fábrica de pasta de Celulosa Botnia sobre el Río Uruguay en la localidad uruguaya de Fray Bentos generó una fortísima protesta en Gualeguaychú. Pero el gobierno nacional nunca solucionó el conflicto y solo hizo una utilización política de él, convirtiendo al gobierno uruguayo en enemigo, promoviendo el camino de La Haya aún sabiendo que era ir al fracaso y dejando irresuelto el problema del corte de ruta.

17. Obra pública. Pretendiéndose keynesiano, el gobierno de Néstor Kirchner convirtió a la obra pública en uno de los ejes de su gestión. Pero lo hizo de la peor forma, generando los oscuros fideicomisos, una figura jurídica del ambito privado alimentada por fondos públicos que tuvo como principal objetivo eludir los controles que pesan sobre el manejo del dinero estatal. Esto agigantó la figura de uno de los ministros más oscuros de la administración. Provocó grandes asimetrías, como los cientos de millones gastados en rutas santacruceñas. Y terminó con el mega escándalo de corrupción que se destapó con la causa Skanska.

18. Inflación. La inflación es el impuesto más nocivo a la pobreza que puede existir, y más allá de las polémicas por el número, hoy es indudable que el nivel de inflación es alta y lo ha sido en los últimos dos años, sin que exista una sola política seria del gobierno para combatirla.

19. Moreno y el INdEC. La figura del secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno y la manipulación de los números del INDEC son indivisibles. Pero, la absurda estrategia de digitar la inflación pudo tener impacto en un principio, al bajar las expectativas inflacionarias, pero con más de 2 años vigente, el sistema está impidiendo el normal funcionamiento de la economía y además genera enojo en la población que se siente burlada cuando compara en dato oficial con el ticket del supermercado.

20. Corrupción. También este gobierno acumuló escandalosos casos de corrupción. Además de Skanska, se sumó la bolsa de dinero en el baño de la ministra de Economía Felisa Miceli, las contrataciones irregulares de la secretaria de Medio Ambiente Romina Picolotti y la valija de US$ 800.000 traída desde Venezuela en el avión contratado por Enarsa y adjudicada a Guido Antonini Wilson.

Fuente: Urgente 24

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario