Los nuevos ricos:la otra cara de la policía

Una decena de jefes policiales está involucrada en causas por presunto enriquecimiento ilícito. Hay dificultad para investigar los bienes.

La Dirección de Asuntos Internos de la Policía provincial concluyó el informe anual sobre investigaciones realizadas sobre posibles delitos cometidos por miembros de la fuerza. Las cifras dan cuenta que hay 1.470 expedientes activos, de los cuales alrededor de 300 se abrieron en 2008. Cuando una de esas averiguaciones confirma la presunción de que el policía investigado cometió un delito, el área deriva el caso a la Justicia penal.  Tal es el caso de 13 causas iniciadas por presunto enriquecimiento ilícito de policías. Ocho de ellos, con jerarquía de jefes, está bajo proceso judicial por no haber justificado sus patrimonios. Todos son oficiales superiores y algunos están en actividad, dijo el comisario Mario Franco, director del área.

Un ejemplo?

El juez de instrucción penal rosarino Alfredo Ivaldi Artacho debe establecer cómo hizo Giuliano para tener dos edificios de 10 pisos y  8 cuentas bancarias en distintas entidades crediticias, en pesos y en dólares. En el 2001, la jueza Carina Lurati le abrió una causa tras una serie de denuncias vinculando a Giuliano con cajas negras, pero fue absuelto.

“Nosotros hacemos una investigación de patrimonio ante una sospecha, pero es la Justicia la que establece si hubo enriquecimiento ilícito o no. En la etapa investigativa, le damos la posibilidad de justificarlo, pero no juzgamos. No es una tarea fácil: la ley exige cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad. Hemos tenido casos en los que tuvimos un universo de 50 personas para investigar en el entorno del policía sospechado. Una vez que termina esa etapa, hay que establecer si tienen algún nexo”, describió el responsable del área.

Fuente: críticadigital.com


Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario