Maldita policía otra vez?

El jefe policial y el oficial detenidos ayer en el marco de la investigación del secuestro de Leonardo Bergara, cautivo desde el 22 de diciembre pasado, serán indagados hoy por la Justicia Federal de Quilmes, a cargo del caso.

Se trata del capitán Juan Cardozo y del oficial de policía Víctor Vega, quienes se desempeñaban en el área de Criminalística de la Jefatura Distrital de Berazategui, dependencia que tiene jurisdicción en la zona donde se cometió el secuestro.

Ambos policías serán además sometidos a ruedas de reconocimiento, de las que participarán la esposa de Bergara -inicialmente capturada por la banda junto a su marido y luego liberada- y otro familiar, explicó a la prensa el abogado del policía Vega.

Según el letrado, los testigos también serán sometidos al reconocimiento de algunos objetos secuestrados en los operativos policiales realizados durante las detenciones de los policías y la búsqueda del cautivo.

Los policías detenidos quedaron implicados en la causa a raíz de un llamado telefónico que los vincula a la banda de captores. Según la pesquisa, el 30 de diciembre pasado el capitán Cardozo recibió un llamado a su celular realizado desde un teléfono del que instantes luego se hizo otra llamada a la

familia Bergara.

La comunicación se produjo el mismo día en que la familia del cautivo recibió una prueba de vida. Cardozo se presentó entonces ante los investigadores policiales de la DDI de Quilmes, a cargo del caso, y dijo que en el momento de recibir ese llamado era Vega quien portaba el celular de su propiedad, dijeron las fuentes.

Sus dichos no convencieron a los pesquisas que, sumando algunos otros elementos, pusieron a Cardozo y Vera en la mira, hasta que ambos fueron detenidos por orden de la fiscal federal de Quilmes Silvia Cavallo y el juez Luis Armella, de ese distrito.

Al ser detenido en una casa que cuidaba en la zona de Ringuelet, Vega tenía en su poder seis kilos de marihuana, que según fuentes de la pesquisa se cree que provenían de un cargamento de 100 kilos secuestrado por la policía días antes, del que el oficial había participado.

Ese procedimiento con secuestro de droga fue realizado por orden del juez Armella, quien anoche indagó al policía por la tenencia de la droga.

Según los voceros, Vega admitió que la marihuana provenía de ese cargamento y dio una explicación poco creíble de los motivos por los cuales estaba en sus manos.

Ahora se aguarda que Vega y Cardozo -que está representado por la defensora oficial de Quilmes- sean interrogados en la causa por el secuestro.

Bergara fue secuestrado el 22 de diciembre pasado en Ranelagh y por su liberación exigieron en un principio un millón de dólares, monto que luego fue bajado a la mitad.

El hombre, hermano de un empresario de la industria electrónica, fue capturado cuando circulaba en su camioneta 4×4 Grand Cherokee, junto a su esposa, tras salir de su vivienda situada en la calle 315 número 889 de Ranelagh, partido de Berazategui.

Los investigadores establecieron que la pareja fue sorprendida por al menos cuatro hombres que simulaban ser policías y llevaban sus rostros ocultos y estaban fuertemente armados.

Tras el asalto, los secuestradores se llevaron cautivo al matrimonio y pocos minutos después liberaron a la mujer y abandonaron la camioneta a un costado de la autopista Buenos Aires-La Plata, en inmediaciones al Cementerio Parque Iraola de  Hudson.

Fuente: telam

 


Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario