Mamá también se hace cirugías

A pesar del miedo que genera en los chicos, cada vez más madres entran al quirófano para verse más lindas. En una historieta, el médico Michael Salzhauer promueve el diálogo con los más chiquitos. El peligro de la belleza como norte.
Una tarde mamá volvió del consultorio y ya no tenía los vendajes. Estaba sonriente. Estaba distinta. ‘Mamá, tus ojos brillan como diamantes. Sos la mariposa más hermosa del mundo’, le dice la hija. La nena se duerme en la falda de su madre soñando con mariposas”, explica el cuentito My Beautiful Mommy, un libro del médico norteamericano Michael Salzhauer que les explica a los chicos por qué su mamá se hace una cirugía estética.
“La mayoría de mis pacientes tienen hijos de entre dos y tres años y quieren revertir los cambios corporales –piel que sobra, estrías y marcas– que les produjo el embarazo. Vienen después de haber intentado hacer dietas y ejercicios, pero como no logran resolverlo me piden ayuda.
¿Está mal contarles un cuentito a los hijos para que no se asusten? María Suárez tiene 30 años, pero todavía recuerda el terror de una mamá posoperada. “Mi vieja se fue y no nos dijo nada. Al otro día la vi en lo de una tía y estaba deformada. Era un monstruo. Me puse a llorar junto con mi hermano.” La psicóloga Elina Aguiar acuerda con la idea de explicar a dónde va mamá, pero si la respuesta viene después de las inquietudes infantiles. “Hay que resguardar la intimidad de la mamá sin generarles fantasías a los chicos. Está bien darles una explicación, pero en la medida que van preguntando, sin adelantarse, ni negar respuestas.”

www.criticadigital.com.ar


 

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario