Mea culpa por el caso Pomar

Quienes durante estos días transmitimos las hipótesis de los investigadores, policiales y judiciales, vivimos este desenlace con agobio. Por un lado, quien escribe estas líneas siente que en ningún momento se apartó de lo que provenía de la causa judicial. Pero por el otro, queda la bronca de no haber desconfiado más, de no haber puesto más la lupa en una ineficacia policial que es habitual y que constituye un estilo: los policías están más orientados a negociar con el delito que a investigar. Equivocadamente, este periodista creyó que era imposible que no buscaran como corresponde a veinte metros de la ruta.

Mea culpa o reflexión tardía pero válida del periodista Raúl Kollman

La nota completa acá

Esto me recueda a otro mea culpa, a otro arrepentimiento que en ese caso se convirtió en libro. Pucha con nosotros que siempre hacemos de la víctima leña!

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario