Morir por 100 mangos o una vianda en mal estado

La muerte de Carlos Marriera en Plaza de Mayo como causa de la caída de una farola de bronce que dio en su cabeza es triste y lamentable, pero por desgracia no es la primera ni la última vez que pasa. En Río Turbio en junio del 2007 en un acto K hubo obreros intoxicados y uno muerto. La rueda de la apariencia no se detiene. La presidenta no parece conectar el mensaje vacuo con la realidad que la rodea.Lo que el oficialismo denomina “prensa opositora”, siempre rescata las anécdotas que se generan en los actos del PJ donde indefectiblemente la mayoría de la gente es arreada, obligada y pagada para asistir a coronar los discursos del matrimonio presidencial. Sin un atisbo de vergüenza, los Fernández y hasta el mismo Kirchner en sus alocuciones hablan de generación espontánea en la concurrencia a sus eventos partidarios, cuando todo el país sabe cuáles son los movimientos de dinero que hace el oficialismo para adornar sus bases y obligarlas de alguna manera a concurrir con el fin de hacer número.

Lo que tantas veces se ha dicho y sostenido desde los medios críticos, el miércoles quedó trágicamente al desnudo con la muerte del joven Carlos Marriera de 21 años que fue víctima de la desaprensión, la burda y reiterada historia de querer aparentar lo que en realidad no se puede por los medios convencionales de la sana y desinteresada convocatoria. Leer el resto de esta entrada »

Publicado en Actualidad, Argentina, Despertando La Republica, Digital News, Noticias, Noticias Argentinas, Todas las Noticias,

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario