Narcocholulo:el prófugo más esperado

ImageShack

Hernán De Carli eliminó de internet las pruebas de su vida de lujo y farándula. Crítica de la Argentina obtuvo el material. Fotogalería.

Hernán Rodolfo De Carli es cholulo, ostentoso y fanfarrón. Se jacta de vivir como un magnate y agradece: “La vida me dio todo el lujo que soñé y más también”. No lo dicen sus amigos, los de antes y los de ahora –aunque en líneas generales comparten la descripción–: el perfil surge de las frases y fotos que el propio De Carli subió a su página de Facebook. En realidad, surgía, porque apenas supo que la Justicia allanó su mansión de General Rodríguez, en el marco de la investigación sobre tráfico de efedrina y sus posibles conexiones con el triple crimen, el prófugo de la causa borró todas sus huellas en internet. Pero Crítica de la Argentina pudo acceder a parte de ese material gráfico y lo publica en exclusiva. El joven, que en su pueblo del conurbano bonaerense es recordado como un típico exponente de la clase media-media, se exhibe en Miami manejando una Ferrari roja, un Porsche o un Rolls Royce, montando las motos más caras, timoneando yates, fotografiándose con stars como Shakira, Susana Giménez o Paz Vega, y hasta en perfil fiestero de eventos Playboy. Su chalet norteamericano de dos pisos está valuado en cinco millones de dólares.

Gustavo Hechem, abogado que De Carli contrató apenas se enteró de su situación judicial, deslizó ante Crítica de la Argentina que su defendido “tiene negocios de todo tipo”: se dedica a comercializar insumos para computadoras desde China a Europa y Sudamérica y hasta hace unos meses se desempeñaba en la venta de vigas de hierro. En los Estados Unidos figura como titular de la compañía de artículos informáticos High Business Corporation, aunque afirma que desde el año pasado no le va bien en sus negocios. En la Argentina aparece registrado en la AFIP como accionista de la firma de logística Dmasd Group, en la que adeuda más de cinco mil pesos. Uno de sus primeros trabajos lo consiguió en una empresa dedicada a carteles callejeros y su padre es dueño de Dos Tiempos, un local que vende y arregla cortadoras de césped y motosierras.

En el operativo de General Rodríguez se secuestró una camioneta Dodge RAM negra con una chapa del escuadrón SWAT, con la que se la veía circular a De Carli. La policía encontró armas y municiones de guerra. En declaraciones frente al juzgado de Zárate-Campana, Hechem precisó que el arsenal pertenece a los miembros de la familia de su defendido. El padre, la madre y el hermano de De Carli fueron liberados, pero no pueden volver a su domicilio y circulan por las casas de sus parientes. Aunque dice no conocer a ninguno de los tres empresarios asesinados, en septiembre estuvo en Clorinda (Formosa), al mismo tiempo y en el mismo hotel en que estaban alojados los narcos que luego fueron detenidos en Paraguay junto a Jesús Martínez Espinoza, sindicado como uno de los cabecillas mexicanos.

Fuente: Criticadigital



Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario