Narcoguerra en Méjico

La guerra se desató cuando el presidente Felipe Calderón decidió sacar el Ejército a la calle para intentar imponer un orden que el Estado comenzaba a perder en al menos 10 provincias. “Esto no puede seguir así porque un día nos vamos a levantar y va a estar gobernando el narcotráfico” llegó a sincerarse el ministro de Finanzas. Pero lo que en realidad destapó la ofensiva es la enorme corrupción que carcome a todos los estamentos del gobierno y el Estado. Al menos el 50% de la policía, tanto municipal, estatal como federal, está involucrada de alguna manera con el narcotráfico. No sólo se arrestaron a decenas de altos jefes policiales sino que cuando se sometió a toda la fuerza a una prueba de honestidad, la mitad de los uniformados no la pasó. Un negocio de esta magnitud puede comprar muchas voluntades. Y lo hace desde hace décadas. La semana pasada el director de la Oficina de Narcotráfico Internacional del Departamento de Estado, David Johnson, dijo que de acuerdo a fuentes de inteligencia unos 450.000 mexicanos trabajan directamente para el narcotráfico que el año pasado produjeron 16.000 toneladas de marihuana, 18 toneladas de heroína y transportaron 300 toneladas de cocaína proveniente en su mayoría de Colombia. De las drogas sintéticas no se sabe las cantidades pero México pasó a ser el principal exportador de todo el mundo. Todo eso para el mercado estadounidense que es donde se encuentra el 95% de los consumidores del producto de estos narcotraficantes. Hay más de 13 millones de consumidores en Estados Unidos. Y de allí, del otro lado de la frontera, es de donde proviene el espectacular arsenal que manejan los narcos. En un radio de 150 kilómetros a lo largo de toda la valla que divide a ambos países hay 6.500 armerías y se realizan 150 ferias de armamento por año a las que acuden sin falta los más famosos lugartenientes de los grandes capos.

Luchan el Ejército contra los carteles y los narcos entre ellos. Hay 45.000 soldados en las calles. Hubo 8.000 muertos en 18 meses. Un conflicto que amenaza propagarse al resto del continente.


Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario