Nora Dalmasso, el caso podría quedar estancado

Es porque -según trascendió- la mayoría de los rastros genéticos hallados en la escena del crimen sería del viudo Marcelo Macarrón, quien al momento del homicidio estaba en Uruguay

A dos días de cumplirse el segundo aniversario del homicidio de Nora Dalmasso, de 51 años, el caso podría entrar en un callejón sin salida si se confirma, como trascendió de fuentes vinculadas a la causa, que la mayoría de los rastros genéticos hallados en la escena del crimen sería del viudo Marcelo Macarrón.

Es que, aunque el laboratorio del FBI confirme que la mayoría de las muestras corresponden a Macarrón, el viudo tiene toda una comitiva que viajó desde Río Cuarto a Punta del Este como testigo de que no estuvo en la ciudad en la madrugada del homicidio. Por eso, las partes estiman que si el último cotejo encargado al FBI indica que sólo hay huellas genéticas del viudo, el caso entraría en un callejón sin salida.

De todas formas, el fiscal Javier Di Santo admitió que en el expediente no hay constancias de la salida de Marcelo Macarrón de Uruguay, aunque sí del egreso de su amigo, Daniel Lacase. Asimismo, reveló que el vecino país aún no respondió el exhorto que le enviaron para despejar dudas en torno del movimiento de los riocuartenses.

Para los abogados de la familia resulta lógico que el ADN sea del viudo, ya que este dijo haber tenido relaciones sexuales con su esposa antes de viajar a Punta del Este. Pero subsisten dudas para la justicia, porque las huellas genéticas encontradas aparecen no sólo en partes internas del cuerpo de la víctima, sino también en el cinto de la bata con el que fue estrangulada y hasta en las sábanas que la empleada doméstica asegura haber cambiado el día anterior.

La familia
A dos años del crimen, los comentarios de los ciudadanos insisten en que “nunca se va a saber” quien fue el asesino. Vecinos de Villa Golf, el barrio donde vivía la víctima y donde fue asesinada, dijeron que, mientras los dos hijos del matrimonio Macarrón-Dalmasso están radicados en Córdoba, el viudo sigue trabajando como traumatólogo en Río Cuarto y rehízo su vida con María Pía Cardoso. Se trata de una abogada y ex funcionaria municipal del gobierno del radical Benigno Rins, quien estuvo tres meses presa y aún está imputada en una causa por presunta asociación ilícita fiscal agravada.

En tanto, la madre de Nora, Nené, sigue visitando la tumba de su hija y no volvió a hacer declaraciones sobre el caso. En su nombre y en el del padre de la víctima y sus hermanos, habla el abogado, el ex conjuez de la causa por las explosiones de Río Tercero, Diego Estévez, quien insiste en defender la inocencia de Facundo Macarrón y opina que el asesinato pudo haber sido cometido por un “psicópata sexual”.

En los últimos días, Estévez transmitió que la familia está “muy dolida y desesperanzada” por la falta de resultados judiciales y que consideran “una barbaridad” que se haya llegado a imputar al hijo.

“La Justicia -dijo- está esperando el estudio de ADN, que yo creo que va a ser negativo, por lo menos en relación con Facundo y su abuelo Félix. Por lo tanto, la causa está paralizada, no hay movimiento alguno. Después del cotejo, vamos a estar a foja cero. Está fracasando la investigación“, sostuvo Estévez.

Fuente:infobae


Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario