NUMBER ONE

¿De donde vienen las ganas de ser siempre el primero en todo? La verdad, me asusta bastante la idea de que vivamos en tal competencia que no haya cabida para un segundo o condenarlo a la frustración por serlo.

Es complicado el tema, porque desde niños que nos inculcan a vivir para ser el mejor y no vivir para hacer lo que mejor podamos (o dadas algunas limitaciones hacer lo que mejor sepamos hacer). Todo ello desemboca en una carga muy grande sobre los niños de hoy, por eso no extraña cuando una niñita se cuelgue por no haber pasado de curso, o la infinidad de niños violentados familiarmente por sacarse un 1 o lo que es peor aun, la cantidad de niños depresivos que tiene nuestro país consecuencia de una ambición personal (muchas veces frustrada) transmitida de los padres a los hijos desde que son bebes.

¿Es realmente necesario que todos los hijos lleguen a ser gerentes?, ¿es necesaria la ambición de ser el mejor, o será mas importante dar lo mejor de si para obtener un resultado (aunque este no se alcance)?, ¿Será necesario preparar a los niños para comerse al rival mas débil?.

Nuestros niños convertirán a las nuevas generaciones en lo que nosotros hagamos de ellos y en consecuencia, si los preparamos para ser ambiciosos, los siguientes también lo serán y nunca tendremos como resultado una sociedad solidaria si vivimos compitiendo, seguirán muriendo abuelitos abandonados en sus casas porque les arruinaban a sus hijos sus estatus de ser los mejores, seguiremos teniendo niños obesos debido a la falta de deporte y exceso de estudio, seguiremos viendo palizas propinadas por matones de colegio, que creó este mal sistema, al enseñarles que tienen que destacarse por algo, y podría nombrar millones…

Como bien reza una canción que ya ni me acuerdo de quien es:
“Es en el corazón, donde comienzan las guerras”.
Edgardo Ortiz, Chile

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario