Obama hace llorar a EEUU ¿Un muy buen actor?

Como era de esperarse, en un momento de suma consternación en los Estados Unidos ante la masacre consumada por un joven tirador el sábado pasado, el presidente Obama participó en un acto en memoria de las víctimas del terrible incidente.

El homenaje se llevó a cabo en el auditorio central de la Universidad de Arizona, donde el mandatario –como en sus mejores épocas de campaña- conmovió a los presentes y a millones que lo siguieron por televisión.

“Nuestros corazones están rotos”, comenzó diciendo el presidente, para luego recordar a cada uno de los fallecidos. Obama ilustró detalles de la vida de cada uno de ellos, empezando por el Juez Federal John Roll con cuarenta años de servicio público, el septuagenario George Morris que cubrió a su esposa pero cayó bajo las balas, el jubilado Phyllis Schneck, el constructor retirado Dorwan Stoddard, el especialista en salud Gabe Zimmerman, y la niña de 9 años de edad, Christina Taylor Green.

Obama también pidió aplausos para los que sobrevivieron -13 personas incluyendo a la diputada Gabby Stafford-, a la cual Obama fue a visitar apenas aterrizó en Arizona ayer miércoles por la tarde. “Les puedo decir que Gabby está peleando por su vida. Desde aquí le damos todo nuestro apoyo” dijo el Presidente, quien además contó al público que por la tarde y en su presencia, la diputada abrió un instante sus ojos.

Las emotivas palabras de Obama generaron cerrados aplausos en varias ocasiones. En el acto estaba presente el marido astronauta de la diputada, sentado al lado de Michelle Obama. Luego el Mandatario agradeció a los que ayudaron a salvar vidas, como el voluntario Daniel Hernández, que corrió para ayudar a la diputada, y a la mujer Patricia Maisch que le manoteó otro cargador repleto de balas al tirador antes que pudiera ponerlo nuevamente en su pistola.

“En una época en el que nuestro discurso está tan polarizado, en un tiempo donde estamos dispuestos a culpar al otro por él solo hecho de pensar distinto, es importante reflexionar y les pido que hagamos una pausa por un momento” dijo el Presidente Obama. “Hablemos de una manera en que nos aseguremos que estemos curando nuestras heridas y no nos lastimemos más”, señaló. Mientras Obama decía estas palabras, la TV mostraba en sus cámaras al Sheriff de Tucson, quien también había abogado por una “pacificación en el discurso político”.

Luego recordó el presidente las aspiraciones de la chica de 9 años que estaba “aprendiendo lo que es vivir en Democracia, entender las obligaciones de un ciudadano”. Obama terminó su alocución con un pedido especial: “Tenemos que vivir y trabajar para lograr las expectativas que tienen nuestros hijos de nosotros. Quiero que nuestra Democracia sea tan buena como ella se la imaginaba”.

Fuente:perfil.com

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario