Oposición argentina muda frente al conflicto de Bolivia

¿Dónde están las manifestaciones a favor del gobierno más legitimado del continente por parte de la Colisión Cívica, el PRO, Recrear, Cobos, La Mesa de Enlace, Eduardo Duhalde, Felipe Solá y el gobernador del Estado libre asociado de San Luis?
Silencio.
De eso no se habla.
Ni una palabra condenando el golpismo desenfadado de los ricachones de la media luna.
Nada que decir.
Muchos de los mencionados, principalmente la referente de la CC, se presentan como la esencialidad de la democracia, pero no se les cae ni siquiera un comunicado de ocasión.
Este silencio es obvio, pero desde ser remarcado para reafirmar quién es quién. Para que se entienda qué está en juego en nuestro país y en el continente en estos días.
El accionar de la derecha boliviana es similar al de la comandancia sojera argentina, con la diferencia de que allá están muchísimo más pasados de rosca que acá. Pero estos siguen aquel camino.
Un gobierno que fue ratificado por más de 60 % de los bolivianos está siendo arrastrado a un conflicto armado por los mandamases de siempre.
El eje de fondo es el mismo: Cuando la derecha pierde, o es minoritaria en los ámbitos de representación democrática exige “Consenso” y si no se lo logra, leña, corta camino para el lado de la violencia.
Tal cuál lo hicieron acá, donde De Angeli responsabilizaba al gobierno por los cortes ¿Lo recuerdan?
Luego decían que si la 125 era aprobada en el parlamento “Sería legal pero no resolvería el problema”, con lo cuál dejaban abiertas las puertas a todo tipo de medidas.
Y sin ir más lejos hoy están amenazando con más cortes.
Bolivia está más cerca de lo que parece, muchachos. Y los sojeros de acá son tan potencialmente peligrosos como la Unión de Juventudes Cruceñas. Ya se ha escrito bastante en este blog sobre el accionar de las bandas de la derecha pampeana y su accionar fascista en las rutas nacionales, en los escraches y demás actitudes agresivas que, por supuesto, fueron silenciadas por la cadena radial de la gente linda y La Nación, Perfil, Clarín y el diario del Maipo.
El eje es el mismo, y si Cobos hubiera cumplido con su rol, el país hubiera sido incendiado por estos tipos que hablaron de cerrar el parlamento, que dan notas a nazis, que solicitaron que se vea el color de la piel de los piqueteros verdes para diferenciarlos del piqueterismo desesperado de la desocupación.
Piensan lo mismo. Y si allá no quieren coparticipar para que Evo insista en medidas asistencialistas que según ellos “no sirven para nada”, acá tampoco lo quieren hacer para que el gobierno nacional destine dineros a los planes sociales y demás medidas asistencialistas que, según el discurso reaccionario de moda, sólo sirven para que luego “esos negros de mierda sigan votando a los Kirchner”
En el fondo son lo mismo.
Obvio

Fuente: www.tirandoalmedio.blogspot.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario