OTRO MURO DE LA VERGUENZA

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha promulgado la ley que asigna parte de los fondos para la construcción de muros en la frontera con México, lo que, según el presidente, frenará la entrada de inmigrantes indocumentados y terroristas. “Si la gente sabe que serán detenidos y deportados por entrar ilegalmente, se reducirán las posibilidades de que entren ilegalmente en primer lugar”, ha afirmado Bush.

Esta ley de gastos, de cerca de 34.000 millones de dólares y aprobada por el Congreso de EE UU la semana pasada, no es, sin embargo, la que autoriza la construcción de un doble muro de más de 1.126 kilómetros en varios tramos de la frontera con México. Una fuente de la Casa Blanca ha afirmado que aún no hay fecha fija para la promulgación de la llamada ley del muro, aprobada también la semana pasada, pese a la oposición de los demócratas y de algunos republicanos.

“Esta legislación nos dará mejores herramientas para hacer cumplir nuestras leyes de inmigración y para resguardar nuestra frontera sur”, argumentó el mandatario estadounidense.

Bush ha dejado entrever que firmará la ley.

Esta noticia seguro nos retrotrae a otros muros, a otros intentos de algunos mandatarios de sembrar la discordia entre los pueblos.

Tan lejos de las palabras de otro presidente de EEUU como lo fuera JFK en ocasión de la construcción del muro de Berlín.

También me recuerda esta actitud a otra, en un intento de separar los “legales” de los “ilegales”, pero debe ser mi paranoia.

Susana Peralta

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario