Rached contra el mundo

Emilio Rached era el hombre al que todos miraban en el Senado. El kirchnerismo usó todas las armas a su alcance para que el santiagueño votara a favor de la ratificación de la resolución 125, o al menos que se abstuviera. Y hace escasos minutos, el senador santiagueño debió salir del recinto para atender un llamado de la vicegobernadora de su provincia Blanca Porcel de Ricovelli, quién le recordó que el gobernador Zamora esperaba que vote a favor del gobierno.

Los periodistas se le fueron encima cuando volvía a su banca, pero la respuesta que deslizó al pasar sumó más dudas a la cuestión: “Muchachos, yo tengo decidido el voto hace 4 meses”, dijo, sonrió e ingresó nuevamenta al recinto. El fin de la historia mostró que el legislador resistió todas las sugerencias.

Santiago manta carajo!!!!

Fuente:  www.perfil.com

 Su predicamento en la región sudeste lo convirtió en un referente obligado para su partido, junto con el añatuyense Hugo Ángel Nicolai (actual presidente de la Legislatura provincial). En marzo de 2005 accedió a la vicegobernación, al integrar la fórmula con el actual gobernador, Gerardo Zamora. Ambos, de origen radical, conformaron el Frente Cívico por Santiago y vencieron con comodidad al candidato justicialista, el ex diputado nacional menemista José “Pepe” Figueroa el 27 de febrero de 2005.
El 10 de diciembre del año pasado asumió como senador nacional, luego de haber encabezado la lista del oficialismo.

Su proyecto político, según confiaron sus allegados, es presentarse como candidato a intendente a la ciudad de La Banda, bastión del líder del Movimiento Viable, Héctor “Chabay” Ruiz, actualmente el principal adversario del Frente Cívico, más que el justicialismo. Los comicios municipales serán a mediados de 2010. De trato afable, Rached es conocido en la provincia por su frontalidad y simpleza, antes que por las cualidades de su oratoria. Rara vez se lo ve vestido de traje. Su atuendo tradicional es el jean y un saco sport.

Tiene muy buen vínculo con los dirigentes del interior y de los sectores productivos de la provincia, quienes en numerosas oportunidades lo convocaron para resolver problemas sectoriales.
En los últimos tiempos, mantuvo algunas diferencias con Zamora y eso reforzó su partida al Congreso de la Nación. Hoy se ganó el respeto de muchos (y el odio de muchos también).
Fuente: DyN

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario