Scioli:Viste la pueblada de ayer?

Le dieron una feroz paliza al fiscal, rompieron vidrios de patrulleros y también le pegaron al secretario de Seguridad de Lanús.

 

En Valentín Alsina, un hombre fue asesinado anoche a balazos por un menor de edad en un intento de robo. La muerte de Daniel Capristo, de 45 años y que regresaba a su casa luego de haber ido a buscar a sus hijos a un cumpleaños, derivó en una violenta explosión de bronca de la gente del barrio, cansada de la inseguridad.

En ese estallido el que llevó la peor parte fue el fiscal que llegaba para ocuparse de la investigación judicial, porque recibió una feroz paliza de parte de los exaltados vecinos, que además rompieron vidrios de patrulleros y lanzaron piedras a los policías.

En medio de un coro de cánticos e insultos que se dedicaban al intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, acusándolo de “no hacer absolutamente nada”, llegó al lugar el secretario de Seguridad de la comuna. No udo haber sido más inoportuno:  también fue atacado a trompadas y patadas por los vecinos, debiendo ser literalmente “rescatado” por los uniformados para escapar del lugar.

La situación, una radiografìa del clima que lentamente crece en el conurbano mientras las autoridades insisten en que “no es tan grave el tema de la inseguridad”, se produjo pasadas las 21 en Florida al 500 de Valentín Alsina, partido de Lanús.

La víctima del robo dejó su auto en la puerta de la casa, ingresó con sus hijos y enseguida escuchó la alarma del vehículo, por lo que salió a la carrera. En la vereda se encontró cara a cara con un chico de 14 años, armado con una pistola 9 milómetros, que le disparó 6 balazos, dejándolo gravemente herido.

La situación hizo que de las viviendas cercanas salieran sobresaltados a ver que estaba ocurriendo y cuando el chico asesino salió corriendo, varios vecinos lo persiguieron. Cuentan que un presunto acompañante del delincuente habría huído en un automóvil Peugeot 505. Lo concreto es que los vecinos consiguieron detener al menor y a los pocos minutos llegó al lugar un patrullero de la Comisaría 3ª de Lanús que se ocupó de trasladarlo a la sede policial. Mientras tanto, se esperaba por una ambulancia que nunca llegó y Daniel fue entonces cargado a un coche particular y conducido con toda la urgencia posible a Hospital Evita. Desgraciadamente llegó sin vida.

El asesinato fue presenciado por al menos dos de los hijos que regresaban con el padre de una fiesta, precisaron los voceros.
El hecho se produjo en la calle Florida al 500, de Valentín Alsina, partido de Lanús, donde vivía el hombre, que trabajaba en la empresa de correos Andreani, según las fuentes.

Fuente: DYN


Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario