Sigamos liberando a cualquiera Schiavo

El juez ya había liberado a los supuestos autores de la masacre de Campana. El fiscal que investiga el crimen del agente recibió amenazas.

Nicolás Schiavo, el juez garantista que había dejado en libertad a los supuestos autores de la masacre de Campana, también permitió en mayo pasado la liberación de Ariel Tello, principal sospechoso de asesinar al policía Ricardo Ortiz, que fue fusilado ayer frente a su esposa e hijos en San Martín.

Según informó el canal de noticias C5N, Schiavo liberó a Tello “bajo palabra”, a pesar de sus antecedentes penales y causas por droga y robo a mano armada.

El policía fue asesinado ayer por responder a una denuncia hecha en el 911 y, según informó el noticiero del canal TN, el fiscal que investiga la causa recibió amenazas. “El hombre que disparó contra mi marido ya estuvo detenido en la comisaría de Billinghurst y tenía libertad condicional. Lo fusiló, lo mató de una distancia muy corta”, afirmó la esposa de Ortíz.

La tarea de Schiavo fue cuestionada cuando se supo que había beneficiado con prisión domiciliaria custodiada por una pulsera magnética a Ángel Fernández, detenido y principal sospechoso del crimen del matrimonio Mansilla y sus hijos Agustín y Milagros.

Por otra parte, el magistrado tiene un pedido de juicio político que finalmente fue rechazado por haber liberado en 2007 a un albañil acusado de abusar de una adolescente de 13 años.

Fuente:www.criticadigital.com

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario