Susto en Chile: dos sismos sacudieron la zona de los mineros

Cuatro sismos de mediana intensidad se registraron en Chile entre el miércoles y ayer, mientras que dos de ellos sacudieron el norte de la mina San José, donde 33 mineros se encuentran atrapados a 700 metros bajo tierra y esperan ser rescatados, tras el derrumbe que los sepultó hace 29 días.

Según el Instituto de Geofísica de la Universidad de Chile (GUC), el primero de ellos se sintió al mediodía del miércoles, fue de 4 grados en la escala de Richter y su epicentro se localizó en el sur de Chile, mientras que un segundo temblor, de 5,2 grados, se registró 24 minutos más tarde con el epicentro a 41 kilómetros al sur de Calama, en el norte minero chileno. Este último sacudió el “Campamento Esperanza”, ubicado a los pies de las tareas de rescate de los mineros, donde sus familiares esperan que las máquinas T-130 y Strata-950 hagan el ducto por el que se realizará el rescate, durante dos y cuatro meses más, según el coordinador del equipo de rescate, Miguel Fortt.

Además, ayer por la tarde se registró otro temblor que sacudió el territorio central chileno, con epicentro en Navidad (centro del país) de 4,7 de magnitud en la escala de Richter. Ese movimiento también se sintió, aunque más leve que el anterior, en el “Campamento Esperanza”, ubicado en el desierto de Atacama y a 45 kilómetros de la ciudad nortina de Copiapó. El último sismo, de 3,3 grados, se percibió anoche y su epicentro se localizó a 33 kilómetros al sur de Pichilemu, en el Océano Pacífico.

La excavación. La máquina Strata 950 detuvo momentánemente sus operaciones este jueves tras superar los 40 metros sobre un total de 700 metros de profundidad, siguiendo un programa de ajuste previsto en el plan de rescate de los 33 mineros atrapados, dijo el ingeniero Andrés Sougarret.

“Hemos superado los 41 metros. El miércoles informamos de la presencia de una falla geológica que es normal que se presente en los primeros 100 metros. Se está cementando el pozo y eso va a tomar 12 horas y se reinicia la operación a eso de la 1:00 hs locales del viernes”, informó Sougarret a la prensa.

El miércoles, el ingeniero informó que la máquina sufrió una pequeña detención debido a que se encontró una falla geológica. Sin embargo, la situación fue resuelta al poco tiempo, reanudándose las labores de rescate. De acuerdo a lo previsto, se detendrán las operaciones periódicamente para reforzar las paredes del pozo, al menos durante los primeros 100 metros de perforación y evitar así que escurra agua por las grietas o se demorone. Sougarret confirmó además que existe un plan B de rescate, a partir de una máquina que empezaría a trabajar el domingo. El nuevo plan busca agrandar uno de los ductos que llega al taller de la mina al que tienen acceso los mineros, con el fin de poder enviar por esta vía objetos más grandes. Luego, se estudiará si es posible ampliarlo nuevamente, para un eventual rescate.

“El viernes se instala la máquina y el domingo iniciaremos la segunda perforación para alcanzar un diámetro de 12 pulgadas (30,5 cm); manejamos un plazo de dos meses hacia arriba en ese pozo”, aseveró Sougarret. En tanto, se evalúa la posibilidad de traer a la mina una máquina de la Empresa Nacional de Petróleos de Chile (ENAP) para elaborar un nuevo pozo de rescate, pero esto aún es materia de estudio, añadió Sougarret.

Desde el 5 de agosto, 33 mineros permanecen atrapados a 700 metros de profundidad en la mina San José, en medio del desierto de Atacama, 800 km al norte de Santiago. Su rescate tardará entre 3 y cuatro meses.

Fuente: AFP



Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario