Todos los caminos conducen a la efedrina

 

 

El secuestro del empresario Leonardo Gabriel Bergara podría estar vinculado con el triple crimen de General Rodríguez y con la famosa y entreverada causa que investiga “la ruta de la efedrina”. Así lo asegura en una nota periodística el diario Crónica, que indica en sus páginas de policiales que el nexo serían los dos policías detenidos por su presunta participación en la desaparición del hombre de Ranelagh.

“El capitán Juan Vicente Cardozo y el oficial Víctor Ariel Vega, ambos detenidos por su presunta participación en el secuestro extorsivo del empresario Leonardo Gabriel Bergara, aparentemente seguían una pista que se vincularía con el rapto a un funcionario de segunda línea del Registro Nacional de Armas (RENAR)”, señala Crónica.

El nexo, entonces, estaría en esa investigación: “Se dice que este último sujeto habría sido investigado en la famosa causa de la ruta de la efedrina, porque se presume que actuó como nexo en la misteriosa reunión que Sebastián Forza mantuvo con un grupo de tenebrosos narcotraficantes en Quilmes, horas antes de ser asesinado”, completa el matutino.

Según el relato del medio, se supone que en el secuestro de Bergara participaron policías y por lo menos tres presidiarios, con el beneficio del arresto domiciliario, que tendrían conexiones relacionadas el tráfico de drogas en Paraguay.

Siempre en base a lo que explica Crónica, el capitán Juan Vicente Cardozo y el oficial Víctor Ariel Vega “habrían sido implicados en el expediente porque seguían, en reserva, una pista que señalaba que un funcionario de segunda línea del citado organismo (quien aparentemente habría actuado como nexo para la famosa reunión que Forza habría mantenido con peligrosos narcotraficantes en un shopping de Quilmes, al sur del Gran Buenos Aires) se hallaría relacionado a dicha organización de sujetos que efectuó el secuestro extorsivo de Bergara”.

Cambio de libreto. Durante la jornada de ayer, Vega reconoció ser quien usaba el teléfono celular al cual entró una llamada de los captores, pero aseguró que no respondió por desconocer su origen. La confesión de Vega fue realizada al prestar declaración indagatoria ante la fiscal federal de Quilmes, Silvia Cavallo, y la conjueza María Linares, en la cual, además, admitió que desde 2006 usaba el teléfono celular en el que se recibió la llamada, que está a nombre de Cardozo.

Fuente: perfil


Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario