Tuberculosis:preocupa menos que la gripe A.Por qué?

Anualmente más de 5 mil personas sólo en la provincia de Buenos Aires padecen esta infección respiratoria. En el resto del país alcanza a 12 personas cada año, cobrándose alrededor de mil vidas. Pero este mal ¿puede evitarse?

“Mientras haya pobreza habrá tuberculosis” explica el Doctor Héctor Laplumé, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y coordinador del área en el Hospital Nacional Profesor Alejandro Posadas de Morón.

“La tuberculosis no ha dejado de estar presente en el mundo, la enfermedad tiene que ver con las condiciones socioeconómicas, aunque tampoco discrimina, ataca cualquier estrato social” continuó el especialista “en el Hospital Posadas atendemos más de 10, 15 casos por mes, y hay consultas diariamente”.

La enfermedad que ataca a las vías respiratorias se transmite igual que a la gripe común y la influenza porcina. Una persona que padece la enfermedad estornuda o toce y las gotitas de saliva que expulsa llevan en si al bacilo de Koch, causante de la enfermedad. Sin embargo no es tan violenta como la gripe.

“la tuberculosis se manifiesta de forma gradual, hay un tiempo que aparecen síntomas, se llega a un diagnostico y a un tratamiento que en el mayor parte de los casos es exitoso. La influenza es una enfermedad aguda, de aparición súbita, en algunos casos puede llevar a la muerte en algunas horas, si el paciente tiene algún problema” continuó Laplumé.

Esta enfermedad “olvidada” en argentina, junto con otras como el mal de Chagas, la sífilis o la bronquiolitis superan en números de casos y de resultados fatales a la mediática Gripe Porcina pero sin llamar la atención o sin ser tomada en cuenta por los medios, según Laplumé la diferencia en la influenza A radica en su novedad y en la ignorancia sobre sus resultados, “El virus H1N1 no es el porcino, es una mezcla entre el aviar, el porcino y el del humano, por eso cuando aparecen los primeros casos se desató la alarma que se mantiene hasta hoy porque no se sabía si era aun virus agresivo, si podía matar. Hoy se sabe que se lo puede controlar pero igual sigue siendo peligroso”.
Otras enfermedades, la bronquilitis por ejemplo, son estacionales, la tuberculosis no. “Afecta en todo momento. Hubo un rebrote fuerte cuando se expandió el SIDA, era una combinación de una inmunodepresión y una enfermedad de infectocontagiosa” y finalizó “la tuberculosis se va a poder radicar, recién en dos siglos, si cambia la mentalidad del ser humano, mientras haya pobreza habrá tuberculosis, mientras se invierta mas en armas de guerra que en agua potable y en asistencia habrá tuberculosis”

Fuente:conurbano24

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario