Un jubilado gastó los ahorros de su vida en promocionar el Apocalipsis que no llegó

Las afirmaciones de que el mundo se acabaría ayer sábado 21 de mayo llevaron a un anciano a perder los ahorros de toda su vida.

Se trata de Robert Fitzpatrick —quien trabajaba en el servicio de transporte público de Nueva York— un jubilado que utilizó todo ese esfuerzo de años para empapelar la Gran Manzana con carteles que afirman que un terremoto traería el apocalipsis el 21 de mayo de 2011, reportó el sitio de noticias Daily News.
Y no es para menos, el hombre de 60 años gastó 140 mil dólares para anunciar el fin del mundo, que de acuerdo al grupo cristiano evangélico al que pertenece, acabaría ayer porque es exactamente 7 mil años después de que Noé se salvara del Diluvio Universal.
El despliegue de mil carteles en los vagones del tren le ha costado alrededor de 90 mil dólares, mientras que los carteles en las marquesinas de paradas superan los 50 mil dólares.
“¡Terremoto global! El mayor de todos los tiempos. Día del juicio final: 21 de mayo”, dicen los carteles publicitarios. El problema es que el mundo no acabó y ahora Robert vive sin un centavo en el banco.

Fuente:elargentino.com

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario