Un paseo entre animales desnutridos y jaulas vacías

Una fugaz recorrida por el Zoológico de la Ciudad basta para observar las precarias condiciones en la que los animales pasan las horas. Hoy, aquel paisaje que se construyó  en 1907, está lejos de ser un espacio de diversión y aventura para los más pequeños. 

El deterioro de atención a la estructura edilicia, la malnutrición de los animales y la falta de recursos, tanto económicos como materiales, para el trabajo de los empleados y profesionales, reflejan un estado de abandono que está a la vista.

Gastón Crespo elevó un pedido de informe solicitando que se explique por qué motivo se encuentra en ese estado. Crespo indicó que “si esta gestión realmente tuviera la intensión de promover el turismo y generar políticas que apunten hacia ese sentido considerarían el zoológico como una muy buena oportunidad. Es un patrimonio de la ciudad, un lugar de esparcimiento y de atractivo para los vecinos, que debe ser protegido y asegurar las condiciones para que los empleados trabajen con tranquilidad y protegiendo la vida de los animales”.

Según denuncias realizadas por personal del lugar, no cuentan con las medidas básicas de seguridad para trabajar con animales que en muchos casos son peligrosos, las jaulas se encuentran en malas condiciones y muchas otras vacías sin saber dónde fueron a parar los ejemplares; así como los senderos para recorridos (que en muchos casos no existen).

Por otro lado indicaron que la alimentación de los ejemplares, es escasa y que apenas cumplen con la dieta mínima para su sustento y es en muchos casos gracias al esfuerzo de los propios cuidadores.

Se fue un emblema

Para colmo, en la mañana del martes, falleció uno de los habitantes más representativos del zoo: la jirafa Gahli.

El animal, del tipo Beringo, tenía 24 años y había llegado hace 20 años al Zoo de nuestra ciudad, donde era una de las principales atracciones tanto para grandes como para chicos.

Según Arregui, “gracias al cuidado del personal y de los veterinarios, Gahli había superado ampliamente la expectativa de vida de su especie”, la cual se estima entre 15 y 16 años.

El funcionario comunal también adelantó que los restos irán a Museo de Ciencias Naturales de La Plata y sus testículos serán donados al banco genético Proyecto Arca, impulsado por varios Zoológico de país.

En tanto, desde la Municipalidad confirmaron que ya están avanzadas las gestiones traer una nueva jirafa. Según desarrolló Arregui, los trámites ya se habían iniciado porque la longevidad de Gahli hacía prever un desenlace inminente.

Para conseguir nuevos ejemplares, el Zoo local tiene dos caminos: comprar o canjear los especímenes. Las averiguaciones por una jirafa se habían comenzado con parques de Suiza y España.

Fuente:conurbano24

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario