Un pastor famoso pero sin escrúpulos?

“Mas que un hombre de Dios, Bernardo Stamateas es un hombre del diablo”, define así Lillian Glass a quien considera su plagiador. En Estados Unidos, ella es una reconocida autora de libros de autoayuda y experta en Comunicación y Lenguaje. El pasado 5 de diciembre, recibió en su oficina de Beverly Hills, California, Gente tóxica, el best seller de autoayuda del pastor evangélico, psicólogo y teólogo Bernardo Stamateas, publicado en mayo de 2008. El título le llamó la atención ya que, en 1995, ella había publicado su libro Toxic people (en Argentina se editó en 1997 como Relaciones tóxicas).

Al leerlo, notó el asombroso parecido que había entre ambos: “Prácticamente todos los conceptos que yo presento en mi libro, Toxic people, están presentes en el suyo. Stamateas definitivamente ha violado los derechos de autor. Además, creó una confusión en el mercado con el término ‘toxic people’, que tengo registrado y uso en mis prácticas profesionales desde hace casi veinte años”. Vale aclarar que el libro de Glass no se encuentra en la bibliografía consultada de Gente tóxica, de Stamateas. En ambos libros se tipifican personalidades conflictivas –las llamadas “tóxicas”– y se recomiendan diversas técnicas para poder relacionarse con estas personas. Si bien el autor argentino presenta 13 tipos de esta “gente tóxica” y la norteamericana treinta, las similitudes entre ellas saltan a la vista. “Stamateas menciona todas mi calificaciones de tipos de gente tóxica, cómo tratar con chismosos, manipuladores, controladores, jefes tóxicos. Lo que hace, en algunos casos, es combinar algunas tipologías mías en una sola suya”, explica Glass.

Más información en la edición impresa del diario Perfil.

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario