Una crisis burguesa, no de indigentes o de inmigrantes

Esta nota no es nueva, pero sirve para reflexionar. Nosotros que miramos tanto hacia Europa, como lo hacíamos hace cien años. Que no entendemos como crecemos tan mal mientras ellos lo hacen tan bien.

Para darnos un baño de realismo lea por favor:

En la próspera Italia hay cada vez más familias que no llegan a fin de mes

Muchos venden joyas familiares, hacen changas o viven de la caridad. En 5 años los trabajadores perdieron un acumulado de casi dos mil euros cada uno.

“Es una crisis burguesa, no de indigentes o de inmigrantes”, señalan los sociólogos. Muy melancólica. Sus protagonistas son sobre todo los viejos jubilados y los más jóvenes. Pero también hay muchas familias. Las estadísticas señalan que hay dos millones seiscientas mil familias en serias dificultades económicas, que no llegan a fin de mes. Mario va todos los días a comer a la “mensa dei poveri” de la Comunidad de San Egidio, que tiene también una filial de bravos voluntarios en la Boca. Mario es napolitano, era changarín en la estación Termini del ferrocarril romano. Ahora tiene que arreglárselas con una pensión de 500 euros que le permiten tirar dos semanas. Las otras dos, Dios dirá. Se tapa de noche con una manta que le dieron los muchachos y las chicas de San Egidio y duerme a la intemperie en el Jardín de los Naranjos, uno de los más bellos de Roma. Cada tanto lo echan.

Lea la nota completa:

http://www.clarin.com/diario/2007/12/16/elmundo/i-03201.htm

 

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario