Violaba a su hija y le daba pastillas para que no quedara embarazada

El Tribunal Oral en lo Criminal IV de La Plata condenó a la pena de 16 años de prisión a un hombre acusado de violar, al menos en dos oportunidades, a su propia hija, cuando ésta tenía entre 11 y 12 años. Según lo determinado por la Justicia, las violaciones se habían producido en la casa donde ambos convivían, junto a los otros hermanos menores de la chica.

En un fallo unánime de los jueces Juan Carlos Bruni (h), Gloria Berzosa y Emir Caputo Tártara, el Tribunal condenó al imputado, de 43 años -cuyos demás datos personales no se dieron a conocer para proteger la identidad de la víctima- como autor responsable de al menos dos hechos de “abuso sexual con acceso carnal doblemente calificado, por el vínculo y por resultar un grave daño en la salud física y mental de la víctima”.

En el debate oral se ventiló que la niña habría comenzado a ser abusada, en su casa de la localidad de San Vicente, por su padre desde que éste enviudó. Incluso, en el juicio, la víctima describió cómo fueron los abusos, relato que fue corroborado por sus dos hermanos menores. La niña contó en el juicio que si no accedía a tener relaciones sexuales con su padre, éste le pegaba, no la dejaba ir a la escuela, le sacaba los libros, la trataba mal, la hacía “hincar de rodillas y la dejaba así por horas”, y que incluso la última vez que estuvo en su casa, la hizo estar así toda la noche.

También expresó que a veces su padre se ponía profilácticos para mantener relaciones, y cuando ella se desarrolló, le empezó a suministrar anticonceptivos. “Muchas veces pensé en matarme”, relató la víctima de los abusos ante los jueces. Los testigos narraron que el caso fue descubierto luego de que la niña le contara lo que le estaba pasando a una compañera de la escuela, en un establecimiento de San Vicente.
Los padecimientos de la niña llegaron a las autoridades de ese colegio y en el juicio la directora narró las secuelas que aún padece la menor y la asistencia que recibió y recibe aún.

Los jueces hicieron lugar a lo solicitado en su alegato por el fiscal de Juicio de La Plata Carlos Gómez. Para graduar la pena impuesta los magistrados tomaron como agravante “el sometimiento a castigos físicos de los que era víctima si se negaba a ser abusada y la circunstancia de ser violada en el mismo lugar donde se encontraban sus hermanos menores de edad”.

 

Fuente:elargentino.com

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario