Violó,golpeó,asesinó y se casó.Insólito

 

El nombre y la historia de Walter “el Chacal” Quiroz tomaron estado público en 1999, cuando violó y asesinó con saña a una adolescente discapacitada de 15 años, en La Pampa, después de haberse embriagado en una salida con amigos. Ayer, un nuevo capítulo se inició en su vida: contrajo matrimonio, pese a que está preso, condenado a prisión perpetua por “homicidio agravado por ensañamiento”, con una mujer que está en libertad. Ella se llama Laura Novillo y su particular romance con el hombre se inició a través de una amiga, en una visita a la Unidad de Detención Nº 1 de Río Grande, donde Quiroz cumple su condena.

Novillo es de Ushuaia, Tierra del Fuego, y tuvo su primer contacto con Quiroz cuando asistió con una amiga al casamiento, también de las puertas de la cárcel para adentro, de otro preso conocido, Nauto Barría. Este hombre también cumple perpetua, pero por los crímenes de dos abuelas, habitantes fueguinas de destacada importancia entre el vecindario. Esa boda se celebró en febrero pasado y fue vista por televisión en todo el país.

El enlace civil se formalizó ayer a las 10 de la mañana en el SUM de la Unidad 1 de Río Grande, durante una ceremonia a cargo del director del Registro Civil, Ramón Díaz. Fue sin la presencia de la prensa, lo que hizo enojar a los periodistas locales, por comparación con la hipermediática boda del asesino de abuelitas. Entonces, por vía televisiva se había visto a los dos homicidas disfrutando de su estadía en el penal sin el mínimo gesto de arrepentimiento por los brutales crímenes que cometieron.

También se vio, en algún paneo de cámara, a una ignota Laura Novillo, que tras el casamiento siguió visitando a Quiroz, enamorada quién sabe de qué aspecto del violento hombre. Hasta que decidieron casarse. El civil llegó ayer, y según lo anunciado, la ceremonia religiosa se hará en ese mismo lugar el sábado próximo. Luego habrá una fiesta para familiares de los novios y sus invitados, reclusos de la Unidad 1. Para tranquilidad de Novillo, en la fiesta no habrá alcohol para Quiroz. Para tranquilidad, porque el atroz crimen que Quiroz cometió había sido el corolario de una noche de juerga y borrachera con amigos, que derivó en el trágico final.

La historia obliga a preguntar cómo es que una mujer libre y soltera decide casarse con el hombre que en 1999 violó, golpeó y asesinó con saña a la joven Judith Esmeralda Muñoz Bustos, que en ese momento tenía sólo 15 años, padecía una deficiencia mental y tenía una beba. En aquella ocasión, Quiroz coronó una ronda de copas con amigos atacando salvajemente a Muñoz; abusó de ella, la golpeó y la dejó semidesmayada en un descampado. Luego, no tuvo reparos en subir a su auto y pasarle por encima, una y otra vez, a la víctima, en una actitud de ensañamiento que la dejó agonizando durante horas. Justamente por ese ensañamiento fue condenado a prisión perpetua.

Fuente:pagina 12


Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario