YABRAN ESTA VIVO

Argentina tiene esa posibilidad, única tal vez, de mantener un discurso paralelo sobre casi cualquier tema.

Hay sobradas razones para considerar que Yabrán, el empresario postal devenido en cajero de un gobierno, se suicidó, murió, feneció, caput. Investigaciones legales, periodísticas (Don Alfredo de Bonazzo, etc.)y fácticas no dejan sombra de duda al respecto.

Pero claro, también hay razones sobradas para considerar que Yabrán está vivo de viveza absoluta, saludable como un toro y deambulando por los más exclusivos resorts del mundo civilizado (no como nosotros) . Un ejemplo?

EQUIPO DE INVESTIGACION DE CLARIN / SEGUNDA NOTA: ENTREVISTA CON UN PERSONAJE CLAVE
“Dijo que era Yabrán, me mostró su pasaporte y firmó”

La escribana Racine Mai es vietnamita, pero vive en Palmdale, un pueblo de EE.UU. Allí, hace diez meses, certificó la presencia y la firma del empresario. Ahora, teme por su vida.

Incluso podemos relacionar a Yabrán con la realidad de hoy y sus personajes. Esos que usted ve todos los días en la TV y ni siquiera imaginaría que pueden tener algun tipo de relación con el “espíritu de Yabrán”:

La cabeza sindical de esa contraofensiva kirchnerista es Hugo Moyano, jefe máximo de los camioneros y la CGT. Marplatense de origen, Moyano hizo sus primeros palotes gremiales inspirado en la astucia de un viejo cacique cegetista también oriundo de La Feliz: el petrolero Diego Ibáñez, un gran amigo de Alfredo Enrique Nallib Yabrán.

El más duro y mediático de los caciques agropecuarios, De Angeli, quien en medio del conflicto había acusado a Moyano de ser “el López Rega de Kirchner”, es un arrendatario entrerriano dedicado a la producción de girasol, soja, maíz y trigo, y a la prestación de servicios agropecuarios a terceros. Más de mil de las hectáreas que De Angeli trabaja en sociedad con su mellizo Atilio pertenecen a la firma Yabito SA, fundada por Alfredo Yabrán, regenteada durante varios años por su hermano Toto y con oficinas centrales en Buenos Aires.Publicado en www.perfil.com

Así es como en este país nada se pierde, todo se transforma, conviven los aparecidos con los vivos, el largo tentáculo del poder sigue acercando posiciónes con las más discimiles figuras .

Escépticos los ciudadanos comunes mantienen el anhelo de que en alguna playa dorada los Yabranes tengan la vida que se merecen los ricos y famosos, porque sino que quedaría para nosotros tristes mortales?

Susana Peralta

Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario