Zaffaroni y un par de verdades sobre el Gobierno K

ImageShack

El ministro de la Corte sí retrucó directamente a Cristina Fernández y a Néstor Kirchner por haber dicho en relación con los casos de reincidencia delictiva que los policías “trabajan, detienen, detienen” y los jueces “liberan, liberan, liberan”.

“Hay crisis de sistema -expresa el juez al comienzo de la entrevista-. Me parece que el sistema presidencialista está agotado, en todas las democracias estables del mundo la inmensa mayoría son parlamentarias. El presidencialismo es una monarquía atemperada“.

Respecto de cómo influye el régimen en cuestión en el funcionamiento del Congreso, y concretamente en las últimas discusiones planteadas allí en torno a la Resolución 125 y la eliminación de las AFJP, Zaffaroni también es contundente: “El presidencialismo tiende a subestimar al Congreso“.

El sistema presidencialista es una especie de monarquía atemperada. — ¿Cree que los reclamos por la reestatización del sistema jubilatorio y la libertad sindical puedan llegar a la Corte?

— En este país todo llega a la Corte.

— ¿Nuestra justicia es independiente? ¿Influye el oficialismo en el Consejo de la Magistratura?

—No creo que el Consejo esté politizado, tampoco la Justicia. No ha habido remociones masivas de jueces ni juicios políticos. El jury funciona como un cuerpo separado.

— Pero el Gobierno mantiene la mayoría de votos para las decisiones más relevantes. ¿No es una forma de intervenir?

— En algún momento pensé que el Consejo estaba politizado, ahora no. En cuanto a selección de jueces, debo reconocer que es una arbitrariedad política entre tres postulantes, antes era entre 100 mil.

— ¿Qué opina sobre la reducción de facultades que sufrió el fiscal anticorrupción Manuel Garrido?

— Tengo la impresión de que es una interna del Ministerio Público. Cuando se crean órganos en los cuáles se superponen funciones, hay conflicto. Tendría que haber menos caciques y más indios.

Lo que pasa es que incluso la política cambió con la revolución comunicacional. Ya no importa tanto lo que se hace, sino lo que se dice y la sensación que se transmite.

Fuente: Perfil



Comparti en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Sin Comentarios

No hay comentarios

¿Le gustó este artículo? ¡Su opinión puede ser util para otros!

Deja un Comentario